Somos distribuidores autorizados del tratamiento innovador Invisalign®. “La clara alternativa a los brackets”


https://www.clinicadentalsimon.com/wp-content/uploads/2016/06/prueba-logo.png
Qué-es-y-cómo-tratar-la-mordida-cruzada.jpg

El Consejo de Dentistas calcula que entre un 5 y 27% de la población padece esta patología. Un trastorno que sin tratamiento puede ocasionar problemas graves de tipo esquelético y muscular. En Dental Simón te contamos qué es y cómo tratar la mordida cruzada

Origen

Se trata de una maloclusión muy frecuente relacionada con la dentadura. Al morder, los dientes inferiores se sitúan por delante de los superiores. A priori, no reviste una gravedad extrema, pero si esta alteración no se corrige puede provocar problemas en el desarrollo de la estructura facial.

Entre las causas más comunes de su origen se encuentran la influencia genética, la alimentación y el crecimiento. Son los factores que determinan el motivo de este trastorno y que se pueden clasificar de tres maneras:

  • Origen dentario. Los dientes tienen una posición inadecuada.
  • Origen esquelético. El tamaño del maxilar superior es inferior a la mandíbula.
  • Origen mixto. Es un híbrido entre las dos causas anteriores.

 Tratamientos

Resulta fundamental tratar de manera precoz la mordida cruzada. Un diagnóstico tardío puede ocasionar en el paciente un crecimiento asimétrico de la mandíbula. Para evitar esta malformación, lo más sencillo es hacerlo en la infancia. Durante la niñez, la dentadura se encuentra en fase de desarrollo. Esto permite que con la ayuda de un aparato expansor las piezas se recoloquen con facilidad.

El tratamiento se vuelve más complejo durante la edad adulta. Con la fase de desarrollo concluida, moldear la posición de los huesos es más complicado. La ortodoncia puede ser suficiente en el mejor de los casos, pero si la desviación es muy pronunciada será necesario combinarlo con una cirugía correctora.

Ahora, ya sabes qué es y cómo tratar la mordida cruzada. Si piensas que puedes sufrir esta patología, no dudes en acudir a Dental Simón. Nuestro equipo de especialista te aconsejará el mejor tratamiento para tu caso.


Los-casos-de-bruxismo-aumentan-en-Navidad.png

La ansiedad y el estrés son dos factores determinantes en la aparición de este trastorno que puede propiciar desgaste dental. Es paradójico, pero cuando se acercan fechas tan señaladas como Nochebuena o Nochevieja, días de celebración, los nervios afloran. Los preparativos previos son los culpables de este incremento de los niveles de tensión. Un problema que provoca que los casos de bruxismo aumenten en Navidad, según expertos de la Cátedra de Investigación del Sueño de la Universidad de Granada-Grupo Lo Monaco. En Dental Simón te contamos todos los detalles de este trastorno que afecta a al 70% de la población.

Este incremento de crisis la sufrirán en mayor medida aquellos pacientes con trastorno crónico. La explicación se encuentra en el aumento de compromisos sociales, según apuntan los científicos.

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo es una patología que consiste en apretar de forma inconsciente los músculos de la mandíbula. Este movimiento involuntario suele producirse durante la noche y puede ocasionar serios problemas dentales. El dolor de mandíbula, el debilitamiento de las encías y el desgaste dental son los padecimientos más comunes.

Posibles tratamientos

Para combatir esta enfermedad es necesario abordar dos vías de acción: un tratamiento médico y uno psicológico. En el primero, el dentista proporcionará al paciente un protector para evitar el desgaste dental. En el segundo, el psicólogo le entregará una técnica de relajación que reduzca el estrés y le permita un mejor descanso. Estos dos tratamientos mejorarán el descanso y reducirán las posibles lesiones dentales en las personas que sufren esta patología.

Los casos de bruxismo aumentan en Navidad. El estrés y la ansiedad se encuentran detrás de este incremento. En Dental Simón contamos con un grupo de especialistas que te ayudarán a minimizar estas crisis.


Cuatro-hábitos-comunes-que-dañan-nuestros-dientes.jpg

España es el país del sur de Europa con peor salud dental. El 85% de población sufre al menos un problema relacionado con la salud bucodental, según un estudio realizado por GlaxoSmithKline (GSK). Si a esto le sumamos los cuatro hábitos comunes que dañan nuestros dientes, el resultado es una alta probabilidad de lesionar nuestra dentadura. Para evitar que esto ocurra en Dental Simón te explicamos cuáles son estas malas costumbres.

La higiene dental es la gran olvidada. Más de la mitad de los ciudadanos españoles (57%) no se cepilla los dientes tres veces al día, el mínimo recomendado para la mayoría de pacientes. Se trata de un error que compromete la salud de las piezas dentales. Para solventarlo basta con equiparse con un pequeño neceser que permita cepillarnos los dientes incluso fuera de casa. Sin embargo, existen costumbres que realizamos de forma inconsciente que arruinan la limpieza y perjudican nuestra salud dental. Son errores comunes fácilmente evitables.

El cepillo no se comparte

Es una práctica insana muy frecuente. Cuando dos personas utilizan el mismo cepillo para lavarse los dientes, están intercambiando bacterias. Es evidente que quienes lo realizan no piensan en ello y justifican su actuación alegando que es igual de nocivo que un beso.

La lengua, la gran olvidada

La utilizamos durante todo el día para comunicarnos, pero cuando llega la hora de lavarse, desaparece. Es un despiste grave porque la lengua es un gran nido de bacterias. Para que la limpieza sea completa, debemos cepillarla con movimientos firmes y de atrás hacia delante.

¿Primero se mojan las cerdas o se echa la pasta?

Parece irrelevante pero no lo es. Es posible que ni nos acordemos de que es lo primero que hacemos. No hay problema porque a partir de ahora siempre lo vamos a recordar. Mojar las cerdas es lo primero que debemos hacer. De lo contrario, el dentífrico puede perder sus propiedades y la cantidad que queda en el cepillo ser insuficiente. Así que recuerda, el primer paso siempre es humedecer el cepillo.

El dentista es mi enemigo

El especialista es el mejor aliado para nuestra salud dental. Acudir a consulta al menos dos veces al año puede prevenir lesiones futuras. El dentista puede advertir posibles riesgos que con una limpieza diaria no desaparecerán. Es el complemento perfecto para cuidar nuestros dientes.

Estos son los cuatro hábitos comunes que dañan nuestros dientes. Una vez conocidos, sólo queda evitarlos y acudir a Dental Simón para comprobar que todo está correctamente.

 


Estos-son-los-peores-alimentos-para-la-sensibilidad-dental.jpg

El Ilustre Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV) estima que un 25% de la población adulta padece este trastorno asociado a traumatismos dentales, pérdida del esmalte o caries. Este dolor intenso de corta duración se intensifica durante los meses de frío o calor y con determinados productos. Estos son los peores alimentos para la sensibilidad dental. En Dental Simón te descubrimos cuáles son.

Controlar la alimentación es una forma efectiva de remitir sustancialmente esta sensación. Para ello, no es necesario realizar demasiados sacrificios basta con reducir ciertos productos. Este simple hecho aliviará y minimizará las dolencias.

Frío o calor

El frío y el calor intensifican la sensibilidad dental ya sea a través de lo que respiramos o comemos. Aspirar aire en días gélidos puede ocasionar dolor dental. El mismo problema surge cuando ingerimos alimentos sólidos o líquidos excesivamente fríos o calientes. Esto significa que las personas que sufren estas dolencias deberán disminuir su consumo.

Cítricos

Los alimentos cítricos favorecen la erosión del esmalte, sobre todo si la saliva no es capaz de neutralizar su ácido. Esta fruta es uno de los alimentos más perjudiciales para la dentadura y la casualidad hace que su consumo aumente durante los meses de frío y calor. En forma de limonada en verano y el zumo de naranja para adquirir vitaminas en invierno.

Dulces

Los alimentos azucarados nutren a las bacterias productoras de caries, que a su vez son uno de los síntomas asociados a la sensibilidad dental. Las estadísticas reflejan que el 50% de las caries se producen en Navidad, época de mayor ingesta de dulces. Las golosinas son, por lo tanto, un alimento que puede estimular este padecimiento.

Alcohol  

El alto contenido en azúcar de las bebidas espirituosas les convierte en un producto perjudicial. El alcohol como los dulces también favorece la aparición de caries y aumenta la sensibilidad dental. Además, este tipo de bebidas suelen combinarse con bebidas carbonatadas, lo que incrementa el nivel de azúcar ingerida. Para evitar la erosión del esmalte y la dentina, es recomendable enjugarse después de su consumo.

Estos son los peores alimentos para la sensibilidad dental. Ahora, sólo debes limitar su ingesta y acudir a Dental Simón para que un especialista revise el correcto estado de tu salud dental.


La-artritis-reumatoide-tiene-su-origen-en-la-periodontitis.jpg

Científicos del Centro de Investigación Biomédica de la Universidad de Leeds (Reino Unido) han encontrado ciertos indicios al respecto. Son avances que no han obtenido respuesta a si la artritis reumatoide tiene su origen en la periodontitis, pero que se han aproximado bastante a un veredicto. En Dental Simón te contamos las conclusiones del estudio presentado en el Congreso Europeo Anual de Reumatología.

Perfil del enfermo

En España 200.000 personas padecen esta enfermedad. Una patología crónica que causa dolor en las articulaciones, rigidez, hinchazón y disminución del movimiento articular. Sus síntomas comienzan a sentirse con mayor frecuencia a partir de los 30 años. Las mujeres son quienes más experimentan estas dolencias.

Sobre el estudio

Con el perfil del enfermo establecido, los científicos comenzaron a desarrollar su investigación. Para ello contaron con la participación de 48 personas con riesgo de padecer artritis reumatoide y 32 individuos sanos que fueron evaluados en las instalaciones. Las observaciones se centraron en examinar tres bacterias presentes en la placa dental (‘P. gingivalis’, ‘Aggregatibacter actinomycetemcomitans’ y ‘Filifactor Alocis’).

Tras analizar los resultados, los expertos concluyeron que la enfermedad periodental aumenta en las personas con artritis. Esto se debe a que determinadas bacterias de la boca generan las proteínas que desencadenan la artritis reumatoide. Estudios recientes, también, han demostrado que la periodontitis también se asocia a un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. En este sentido, las investigaciones han encontrado que ambas patologías comparten factores de riesgo como la diabetes.

Nuevos avances

Pese a los avances de los investigadores, serán necesarios nuevos estudios científicos para identificar la procedencia de esta patología. El desarrollo de nuevos planteamientos permitirá encontrar una respuesta a si la artritis reumatoide tiene su origen en la periodontitis. Una labor que puede dilatarse en el tiempo. Hasta que eso ocurra, los profesionales de Dental Simón te ayudarán a mantener tu dentadura fuerte y sana.


Té-verde-el-complemento-perfecto-para-la-salud-dental-1200x783.jpg

Su origen se remonta 5.000 años atrás y es fruto de la casualidad. A pesar de su naturaleza incierta – es difícil determinar su país de nacimiento- es la bebida más popular del mundo. Su sabor y sus propiedades son su mejor carta de presentación. En Dental Simón te descubrimos los beneficios del té verde, el complemento perfecto para la salud dental.

Un estudio publicado por la Universidad de Kyushu, Japón, revela que más allá de los antioxidantes, esta infusión ayuda a prevenir ciertos padecimientos dentales gracias las sustancias que contiene.

Sobre el estudio

La hipótesis de partida era descubrir la posible relación entre las propiedades curativas del té verde y los problemas bucodentales. Para ello, los investigadores seleccionaron una muestra de 940 individuos con edades comprendidas entre los 49 y 59 años.

La observación determinó que tres indicadores comunes de la periodontitis (profundidad de la bolsa periodontal, pérdida de inserción del tejido gingival y sangrado de las encías) reducían sus efectos con el consumo una taza al día. Los pronósticos iniciales encontraban una base argumental.

Conclusiones

Gracias a esta investigación, publicada en la revista Journal of Periodontology, ha quedado demostrado que la ingesta de 2 ó 3 tazas diarias de té verde:

  • Previene el desarrollo de sarro
  • Evita la propagación de gérmenes en las encías
  • Fortalece los huesos sobre los que se sujetan los dientes
  • Mejora la pigmentación de las piezas dentales
  • Fortifica los dientes, evitando su desgaste
  • Es un efecto antiinflamatorio natural que previene las enfermedades periodontales
  • Reduce la acidez de la saliva y previene las caries

En total son siete los beneficios del té verde, el complemento perfecto para la salud dental con demostrados científicamente. En ningún caso esta bebida debe sustituir a las reglas básicas de salud dental. La limpieza diaria y las visitas a los especialistas de Dental Simón son las únicas prácticas válidas para mantener una salud dental perfecta.


La-higiene-bucal-el-gran-olvidado-del-verano-1200x800.jpg

Llega el verano y las prioridades cambian. La playa y la piscina se convierten en la única preferencia. La rutina desaparece para dar paso a la diversión. Es tiempo de comer y cenar fuera de casa. Dos costumbres olvidadas que regresan con el buen tiempo. Y en medio de esta vorágine de ocio y relax, los dientes pasan a un segundo plano. Esto hace de la higiene bucal, la gran olvidada del verano.

Más de un 20% de los españoles desatiende, o deja, de lavarse los dientes durante este período. Una decisión errónea teniendo en cuenta que en verano se produce un mayor consumo de bebidas y alimentos azucarados.

El odontólogo periodoncista Xavier Calvo advierte del nefasto favor de estas prácticas para la salud bucodental. El consejo del doctor es sencillo, «seguir con nuestra rutina diaria de higiene dental para evitar problemas bucales«.

Recomendaciones de la SEPA

Desde la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) han elaborado un decálogo de consejos para disfrutar de una buena salud dental este verano.

El primero es evidente pero también es el más efectivo: cepillarse los dientes. Un hábito que durante el período estival tiende a olvidarse. Por eso, la SEPA recomienda realizar este sencillo gesto dos veces al día durante un minuto. El desayuno y la cena serían los momentos idóneos, siendo el último el más importante para no acostarse sin lavarse los dientes.

La segunda recomendación es evitar las bebidas y alimentos ácidos y azucarados. En el caso de no poder cumplir con este consejo, se debe reducir el número o acompañarlos de alimentos sólidos. También, es conveniente no abusar de productos fríos para disminuir el riesgo de padecer sensibilidad dental.

El último consejo de la SEPA es mantener una correcta hidratación. Otro sencillo gesto que ayudará a disminuir la sequedad y acidez de la boca. Una sensación muy frecuente en los fumadores.

La higiene bucal, la gran olvidada del verano puede dejar de serlo realizando estos sencillos gestos y acudiendo a Dental Simón a la vuelta de tus vacaciones.


Las-pastas-blanqueantes-no-son-efectivas-según-la-OCU-1200x800.jpg

“El resultado del test es claro: ninguna de ellas debería llamarse blanqueante”, a esta conclusión ha llegado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) tras analizar 13 dentífricos diferentes que garantizan corregir el color de los dientes.

La investigación ha contado con la colaboración de 30 voluntarios que utilizaron estos productos durante un mes. Con el objetivo de comprobar su eficacia, los participantes fueron instruidos con las mismas pautas para no alterar el proceso.

Una vez concluido el plazo de 30 días, se revisó la evolución de los colaboradores a través de la escala Vitapan. Sólo un 33% de ellos presentaron una mejoría mínima de uno o dos tonos de color. El 67% restante no obtuvo variación alguna a pesar de haber utilizado el mismo tratamiento.

Este resultado no ha satisfecho a la institución, que se ha mostrado tajante. «OCU es partidaria de que sólo se indiquen efectos que se hayan demostrado científicamente y de manera rigurosa. El etiquetado no debería mezclar informaciones objetivas con fantasías«. Además, ha aconsejado a los consumidores que “no se gaste el dinero en estos productos”.

Un razonamiento que también comparte el presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro. «No funcionan en absoluto, ni tampoco tienen el efecto blanqueador que prometen y tanto anuncian», según declaraciones recogidas en el número 26 de la revista Dentistas.

El máximo dirigente de la asociación, además, ha abogado por acudir a los especialistas para recibir tratamientos adecuados que si tienen una eficacia empírica. «Hay que ponerse en manos de un dentista. Son procedimientos agresivos, para la encía y para las mucosas, hay que aislar y tener cuidado».

Consejos de la OCU

El comunicado emitido por la organización ha recordado una serie de consejos básicos que disminuyen  la pérdida de color de las piezas dentales:

  • No fumar
  • No abusar del café, el té o el vino tinto
  • Cepillarse los dientes al menos dos veces al día y durante al menos dos minutos
  • Respetar las revisiones dentales periódicas

 


Tus-dientes-pueden-resentirse-con-el-frío-1200x800.jpg

Con el descenso de las temperaturas, aparecen dolores en las articulaciones y la espalda. Los labios y la piel se resecan, pero estas no son las únicas partes del cuerpo afectadas por el frío.Los dientes también se resienten con la caída del mercurio.

La sensibilidad dental es el padecimiento más común durante el solsticio de invierno. Las bebidas excesivamente calientes son las culpables de esta dolencia, provocada por la dilatación de la pulpa interior de los dientes como señala el ortodoncista, Iván Malagón.

Las caries son otro trastorno que aflora con el frío. Su dolor se intensifica durante estos meses. El motivo: la ingesta de ácidos cítricos.

El consumo de naranjas y mandarinas experimenta su auge durante el invierno, momento en el que el fruto se encuentra en su estado óptimo.

Este abuso origina problemas estomacales como el reflujo, gran enemigo de los dientes, y el debilitamiento del esmalte de las piezas.

Esto no implica que no podamos disfrutar de estos maravillosos alimentos, pero debemos hacerlo con moderación y cepillando los dientes después de comerlos o, en su defecto, masticar un chicle sin azúcar para eliminar los restos.

Los excesos de las fiestas de Navidad también pasan factura a la salud bucodental. La exaltación de la felicidad al reunirnos con seres queridos aumenta el consumo de productos menos habituales en la dieta como los dulces o el alcohol.

Consejos

Protege la sensibilidad de tus dientes con una dentífrico adecuado para este problema. Una buena elección te ayudará a disminuir la sensibilidad dental y a preservar las zonas más sensibles de la dentadura.Los componentes de algunas pastas blanqueantes son abrasivos y pueden dañar el esmalte dental.

La respiración nasal y no bucal-en esta época del año- es importante y puede eliminar las molestias provocadas por la sensibilidad dentaria.Una sensación desagradable que conseguimos evitar, tapando con ropa de abrigo la zona de la boca y el cuello.

El cepillo de dientes también implica que podamos sentir estas dolencias. El hecho de que las cerdas del cepillo puedan ser duras, provoca un cepillado más agresivo, que puede dañar el esmalte.

El uso de la seda dental es fundamental para limpiar los espacios entre los dientes más cerrados.


Puede-contagiarse-la-halitosis-1200x800.jpg

Existen creencias muy extendidas respecto a si se puede transmitir de una persona a otra. No se puede afirmar de manera tajante que sea o no posible. El mal aliento en sí, no es contagioso pero sí lo son las bacterias por las que este aparece.

La ciencia ha demostrado que los casos de mal aliento tienen su origen mayoritariamente en problemas de higiene bucodental y no en trastornos digestivos, únicamente el 3% de los casos tienen su origen en el estómago.

Un 30% de los españoles padece mal aliento

El 60% de las causas que provocan halitosis tienen su origen en la boca. Las causas extraorales (relacionadas con el aparato respiratorio, el tubo digestivo o el origen sistémico) son responsables de aproximadamente otro 17% de los casos. El 23% de causas restante se refiere a pacientes que, a pesar de demandar un tratamiento para combatir la halitosis, no han podido ser diagnosticadas”, según informa el Instituto del Aliento.

Nuestro país no está exento de este problema. Se estima que un 30% de los españoles padece mal aliento, según la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA).

Mitos

Hay creencias infundadas que se han extendido en la sociedad y que difieren mucho de la realidad.  Algunos de los mitos más divulgados son:

  • El tabaco. Se ha demostrado que transcurridas dos horas de la última calada al cigarro no existen grandes diferencias entre el aliento de un fumador y un no fumador. Es cierto que, el tabaquismo es un factor de riesgo en enfermedades asociadas a la halitosis.
  • Los besos. No existen estudios que verifiquen que los besos pueden transmitir el mal aliento.
  • La halitosis no tiene solución. Tampoco es cierta esta afirmación. Existen tratamientos con una tasa de éxito muy elevada.

¿Debemos comunicárselo a una persona que la sufre?

Es normal que los familiares o conocidos duden si advertírselo o no. Pero, se debe tener en cuenta que la halitosis puede tener su origen en enfermedades de mayor complejidad, como la periodontitis. Por ello, es importante sensibilizar sobre esta patología.

 


Copyright by Clínica Dental Simón 2016.