Morderse las uñas perjudica gravemente tu salud dental

Es una práctica nociva y tiene nombre científico: la onicofagia. Morderse las uñas afecta al 45% de los niños y al 10% de los adultos.

Tener conocimiento de las causas y consecuencias negativas a nivel de salud oral, es cada vez más importante para evitar los problemas que puede acarrear.

Causas

Convertido en un hábito y cada vez más presente en personas con estado de angustia, ansiedad, obsesión o agresividad. Cualquiera de estos estados psicológicos puede desencadenar en la costumbre de morderse las uñas, especialmente en periodos de presión y dificultades.

Lo que para muchos es un gesto normal, con la única evidencia de las marcas estéticas, puede convertirse en un problema serio. Sus consecuencias pueden ser peligrosas.No sólo es perjudicial para tus dedos, también para tus dientes y mandíbula.

Consecuencias dentales

Un estudio realizado por el Hospital de Greater Noida de la India ha demostrado la existencia de una relación directa entre los problemas de mandíbula y el acto de morderse las uñas.

El deterioro de los incisivos es uno de los problemas asociados a esta acción. Sus consecuencias pueden ser la erosión del esmalte dental e incluso el astillado o la fractura de las piezas en casos extremos.

La mandíbula también se resiente con este gesto. Al morder las uñas se fuerza al hueso a actuar en una posición antinatural. Movimiento que puede derivar en dolor articular al abrir y cerrar la boca.

Millones de bacterias se ocultan bajo las uñas. Son pequeños microorganismos que entran en la boca y pueden causar infecciones bucales. El contacto continuado aumenta el riesgo de la existencia de estas bacterias y sus posteriores consecuencias.

Conocido como el mal aliento, la halitosis, también puede tener su origen en relación con el acto de roerse las uñas. El traspaso de bacterias y su presencia contribuyen al desarrollo de olores desagradables que se emiten por la boca.

 

Deja un comentario