Somos distribuidores autorizados del tratamiento innovador Invisalign®. “La clara alternativa a los brackets”


https://www.clinicadentalsimon.com/wp-content/uploads/2016/06/prueba-logo.png
sayonara-halitosis-01-1200x794.jpg

El mal aliento es uno de los problemas más comunes y, al mismo tiempo, más ignorados por los que la padecen. Sin embargo, es posible que todos nos hayamos enfrentado a alguna situación incómoda por su culpa y hayamos deseado decirle “sayonara, halitosis” para siempre.

En entradas anteriores vimos su naturaleza y su carácter no contagioso, por lo que, ahora, toca saber cómo podemos librarnos de ella.

En realidad, la halitosis es un problema bastante común. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) alrededor del 60% de la población padece o ha padecido de mal aliento en algún momento. Asimismo, puede aparecer por diversas causas.

Origen

Gran parte de los motivos suelen estar relacionados con una mala higiene bucal (no cumplir con la frecuencia del cepillado o no usar adecuadamente el hilo dental, lo que puede causar la aparición de bacterias), así como con razones fisiológicas, como por ejemplo, al despertar por la mañana o después de haber pasado por un largo periodo de sueño. Ello se debe a que las estructuras bucales están en reposo por varias horas y la producción de saliva se reduce.

Otro motivo a tener en cuenta son las caries y las enfermedades de las encías, aunque también puede deberse a problemas originarios de otras patologías, como la sinusitis, infección renal o disfunción hepática.

Tratamientos

Las recomendaciones de los expertos para tratar el mal aliento están enfocadas, mayoritariamente, en el estilo de vida. Aquí entran los cuidados adecuados de la calidad bucal, una buena alimentación (evitar alimentos muy secos y aumentar el consumo de ensaladas, beber mucha agua, tomar cítricos e infusiones no azucaradas), usar enjuagues bucales, caramelos de menta o goma de mascar para refrescar el aliento y potenciar la salivación.

También se recomienda tratar, en primer lugar, las enfermedades que provoquen la halitosis.

Como podemos ver, hay muchas soluciones para esta molestia. Desde Clínica Dental Simón, aconsejamos no ignorarla y consultar a los especialistas en caso de que persista.


cuales_son_enfermedades_bucodentales_mas_comunes.jpg

La OMS (Organización Mundial de la Salud) nos ofrece una serie de datos para conocer cuáles son las enfermedades bucodentales más comunes.

En primer lugar se sitúa la caries dental. Prácticamente el 100% de la población adulta de todo el mundo sufre caries. La prevalencia de esta enfermedad entre los más jóvenes es del 60-90%.

A la caries le seguirían las enfermedades de las encías, técnicamente conocidas como las afecciones periodontales. Si la periodontitis se agudiza puede llegar incluso a provocar la pérdida de algunas piezas dentales. Dicha enfermedad afecta a un 15-20% de adultos.

Tanto la caries, como las enfermedades periodontales, son las principales causas de la pérdida de dientes. Los datos reflejan que el 30% de la población mundial de entre 65-74 años no dispone de dientes naturales.

Seguidamente se situaría el cáncer de boca. Los principales factores que pueden causar esta enfermedad son el tabaquismo y el alcoholismo. En la mayoría de países, el cáncer de boca afecta entre 1 y 10 casos por cada 100.000 habitantes, teniendo mayor incidencia entre los hombres y las personas mayores.

Asimismo, las enfermedades infecciosas bucodentales como las bacterianas, las fúngicas o las víricas afectan entre el 40-50% de personas que padecen VIH.

A continuación se situarían los traumatismos bucodentales. Entre el 16-40% de los niños sufren esta enfermedad provocada por pequeños accidentes y la falta de seguridad.

De igual forma, algunas lesiones congénitas como la noma, afectan a una importante parte de la población que se encuentra en condiciones de pobreza extrema, especialmente en Asia y África. Otras enfermedades de esta tipología, como el labio leporino y el paladar hendino se suelen dar en bebés recién nacidos.

Algunas medidas para prevenir estas enfermedades están relacionadas con el tipo de alimentación. Reducir el consumo de azúcar y mantener una dieta sana y equilibrada nos ayudará a evitar la aparición de caries.

El consumo de frutas y verduras es recomendable para prevenir el cáncer de boca. Para reducir las posibilidades de padecer esta enfermedad también es aconsejable dejar a un lado malos hábitos como el consumo excesivo de alcohol o el tabaco. De esta manera, se puede evitar la pérdida de dientes y las periodontopatías.

Por último, es conveniente acudir al dentista de forma regular para poder detectar con antelación cualquier tipo de anomalía y abordarla de forma segura en manos de un profesional.

En Clínica Dental Simón nos ocupamos de la salud bucodental de cualquier miembro de la familia. Trabajando en conjunto con varios especialistas podemos desarrollar una Odontología Integrada.


Copyright by Clínica Dental Simón 2016.