El zumo de lechuga cruda disminuye la inflamación de las encías

La conocida cita del filósofo y antropólogo alemán, Ludwig Feuerbach, «somos lo que comemos» bien podría aplicarse a la salud oral. Las investigaciones han demostrado que existen multitud de alimentos que benefician y protegen nuestra dentadura y encías.

Uno de estos últimos estudios lo han realizado en colaboración distintas universidades de Alemania y Arabia Saudí. De él se desprende que el consumo de verduras de hojas verdes crudas ayuda a reducir la inflamación de las encías, la gingivitis.

Sobre la investigación

El experimento contó con la participación de 44 personas, que fueron divididas en dos grupos iguales de forma aleatoria.

El primero debía ingerir zumo de lechuga cruda con todos sus componentes tres veces al día. Al segundo se le suministraba el jugo del mismo tipo de lechuga pero extrayéndole los nitratos.

Los científicos analizaron el índice gingival, la placa y los niveles de nitrato en la saliva de ambos colectivos durante las dos semanas del tratamiento.

Los resultados revelaron que quiénes consumieron su ración de verduras diarias sin tratar, tenían las encías menos inflamadas y más nitrato en la saliva.

El componente secreto del éxito

“Nuestras conclusiones muestran que el consumo diario de nitratos pueden ser un complemento útil en el control de la gingivitis crónica”, asegura la directora de la investigación, Yvonne Jockel-Schneider.

La declaración la ha realizado Journal of Clinic Periodontology, revista que ha publicado las conclusiones de este gran hallazgo científico derivadas de la investigación realizada.

Este descubrimiento refleja una vez más la importancia de mantener una dieta equilibrada para mejorar la salud bucodental y reducir las afecciones.

Lo cual no implica que desechemos el uso de los productos destinados para esta función ni desestimemos acudir al dentista por lo menos dos veces al año para comprobar que todo está correcto.

 

Deja un comentario