Renueva tu cepillo después de pasar el coronavirus

 

 

La higiene oral es esencial para disfrutar de una correcta salud bucodental. La limpieza diaria nos ayuda a combatir las bacterias de nuestra boca y a prevenir enfermedades dentales. En este nuevo artículo de Clínica Dental Simón te explicamos por qué debes cambiar tu utensilio bucal después de una enfermedad infecciosa. Así que presta atención y ya sabes: renueva tu cepillo después de pasar el coronavirus.

 

Cambia tu cepillo después de cualquier enfermedad infecciosa

 

Tras vivir una situación pandémica -como la actual- hemos adquirido una mayor responsabilidad y conciencia sobre la facilidad con la que se propaga un virus. Esta transmisión siempre ha existido. De hecho, existen numerosos estudios que demuestran que el uso prolongado de un cepillo de dientes favorece su contaminación por diversos microorganismos, así como la propagación de problemas de salud graves.

 

Después de cualquier proceso infeccioso es recomendable sustituir el cepillo de dientes por uno nuevo. Los gérmenes quedan alojados en las cerdas, contaminando la superficie. No realizar esta renovación puede ocasionar una recaída en el paciente.

 

Conservación del cepillo dental

 

La conservación de nuestros materiales de higiene oral es otro factor importante en cualquier condición. Nuestros utensilios dentales pueden estar expuestos a agentes patógenos. Por eso, es fundamental seguir las siguientes recomendaciones para guardarlos de forma correcta. Esta tarea es tan importante como la limpieza en sí misma.

 

Uso personal

 

El cepillo dental no debe compartirse en ningún caso, independientemente de la relación que tengamos con la otra persona. De esta manera, evitaremos la propagación de virus y enfermedades transmitidas por la sangre. Esta condición también debe aplicarse a la hora de conservar los cepillos. Es decir, los cabezales no deben tocarse entre sí. Para que esto no ocurra, es mejor optar por la separación de los cepillos.

 

Alejados del sanitario

 

El lugar de almacenamiento debe estar alejado del inodoro y el lavabo, por lo menos un metro de distancia. El objetivo es evitar que los aerosoles contaminen nuestro cepillo al tirar de la cisterna, por ejemplo. También, es importante que antes de guardarlo retiremos el exceso de humedad de las cerdas.

 

Higiene de manos

 

Debemos lavarnos las manos antes y después de usar el cepillo. El agua y el jabón son nuestro mejor desinfectante; y deben ser el inicio y final del proceso. Este lavado de manos debe durar como mínimo 40 segundos y debemos lavar los dedos y los dos dorsos de las manos.

 

 

Renueva tu cepillo después de pasar el coronavirus y sigue las recomendaciones de Clínica Dental Simón para conservarlo de forma correcta. Y por supuesto, no te olvides de acudir a tus revisiones periódicas con nuestros especialistas.

 

 

En Clínica Dental Simón | ¿Cómo aliviar las aftas bucales?

 

 

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.