Desmontamos las cuatro excusas más usadas para no ir al dentista

 

 

Detectar a tiempo pequeñas infecciones evita complicaciones en nuestros tratamientos dentales. Gracias a las revisiones podemos mantener una salud oral óptima y conseguir un importante ahorro de tiempo y de dinero. En Clínica Dental Simón desmontamos las cuatro excusas más usadas para no ir al dentista.

 

Ahorro de tiempo y dinero

 

Los trabajadores españoles pierden más de 23 millones de horas al año por culpa de sus problemas dentales. Las revisiones periódicas con el especialista ayudarían a reducir este ausentismo y a descubrir patologías más importantes como la diabetes o el cáncer oral.

Los motivos por los que un paciente decide no acudir al dentista son muy diversos, pero hay cuatro argumentos que son los más habituales para no hacerlo. En Clínica Dental Simón queremos analizar las excusas más empleadas para aportar una visión médica que puede hacernos cambiar de idea.

 

Dolor

 

Acudir regularmente al dentista reduce las probabilidades de sufrir problemas dentales. Es decir, si tomamos la determinación de no asistir a nuestras revisiones programadas, acabaremos padeciendo un dolor más intenso y prolongado por los trastornos no tratados. La decisión más correcta es visitar a nuestro dentista con asiduidad para evitar estas situaciones.

 

Malas experiencias

 

En materia de salud la confianza es un factor fundamental. Ninguna persona está libre de sufrir una mala experiencia, pero esto no significa que nos vaya a ocurrir siempre. Cuando hemos vivido una situación traumática, debemos hablar con el dentista para contarle lo que nos ocurrió. De esta manera, el facultativo será consciente de nuestro temor y nos ofrecerá un trato más cercano y familiar para conseguir ahuyentar los miedos.

 

Tratamientos caros

 

Descuidar nuestra salud oral eleva el precio de los servicios. Por cada euro invertido en prevención reducimos 20 euros de un tratamiento dental. Las revisiones evitan complicaciones como acumulación de patologías o enfermedades más graves y de diagnóstico más complicado. Dejar de acudir al dentista es una decisión que incrementará los costes de los tratamientos futuros.

 

Pérdida de tiempo

 

Tendemos a pensar que si no sufrimos dolor es porque gozamos de una buena salud bucodental. Esto implica que acudir al dentista se convierta en una pérdida de tiempo, porque consideramos que no tenemos nada. Quizá no seamos conscientes de que invertir 30 minutos al año nos permitirá comprobar que nuestra salud oral, efectivamente, está en buen estado o prevenir enfermedades cuyos tratamientos nos harán perder mucho más tiempo.

 

 

Desmontamos las cuatro excusas más usadas para no ir al dentista porque los datos reflejan que solo el 50% de los españoles acuden una vez al año a revisiones, frente al 65% de europeos. Cuidar nuestra salud oral es fundamental para disfrutar de una buena salud general. Y en Clínica Dental Simón llevamos más de diez años cuidando de la salud de toda la familia.

 

 

En Clínica Dental Simón | ¿Cómo afecta la depresión a tu salud bucodental?

 

 

 

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.