La sonrisa es sin duda nuestra mejor carta de presentación, una de las primeras cosas en las que nos fijamos cuando conocemos o interactuamos con otras personas. Una sonrisa blanca y cuidada siempre dará una mejor impresión al resto y nos generará mayor confianza en nosotros mismos: apuesta por el blanqueamiento dental.

Con el paso del tiempo, los dientes tienden a oscurecerse y perder su blanco natural. También la ingesta de ciertos alimentos y bebidas como el café o el vino tinto, el consumo de alcohol o tabaco o, incluso, la propia genética, son factores que influyen en la blancura de nuestros dientes.

Es fundamental que cuando nos enfrentemos a un tratamiento de este tipo nos pongamos en manos de un profesional, ya que no se trata de un mero proceso estético que pueda realizarse en cualquier lugar.

El odontólogo realizará un diagnóstico previo, deberá verificar que no existe ningún peligro para las encías, ni para los tejidos blandos, ni para los propios dientes. Y así elaborará un tratamiento específico según las particularidades de cada paciente. El blanqueamiento dental no es un tratamiento doloroso, aunque es posible que algún paciente con sensibilidad extrema pueda sentir cierta dolencia.

El objetivo de este tratamiento es eliminar las manchas externas que presentan los dientes por la acción del tabaco y los pigmentos contenidos en ciertos alimentos y bebidas.

Los procedimientos de estética dental requieren una planificación multidisciplinaria en la que intervienen especialidades como la ortodoncia, la periodoncia, operatoria dental y prótesis.

En Clínica Dental Simón te ofrecemos este tipo de tratamiento especializado para el que se pueden emplear técnicas como el recontorneado estético, las carillas y/o las coronas de cerámica o composite. No dudes en visitarnos y consultar a nuestros especialistas. Conseguir que tu sonrisa luzca igual de sana y radiante que la de los famosos es posible.

Deja un comentario