Afecciones provocadas por una dentadura mal alineada

 

Una reciente investigación sobre afecciones provocadas por una dentadura mal alineada, realizada por la Universidad de Barcelona en colaboración con la Universidad de Innsbruck de Austria, ha llegado a la conclusión de que la oclusión dental  podría dar lugar a problemas de control de la postura y el equilibrio.

La oclusión dental podría definirse como la mordida, es decir, la forma en que entran en contacto los dientes inferiores y superiores al cerrar la boca. Si la alineación de los dientes no es correcta, podrían desencadenarse alteraciones como mordidas cruzadas, diastemas, desviaciones o apiñamiento de los dientes.

Los investigadores señalan que la relación entre una mordida imperfecta y la mala postura corporal no es muy notable en condiciones normales. Pero esta relación aumenta cuando se dan otros factores como la obesidad o la fatiga, lo que provoca que se agrave la inestabilidad corporal y aumente el riesgo de caídas.

Cuando el caso se da en deportistas, es importante prestarle cierta atención para prevenir lesiones como torceduras o fracturas, relacionadas con desequilibrios inesperados intensificados por una mayor fatiga.

En un primer trabajo, los investigadores tuvieron en cuenta el tipo de oclusión dental y si se había realizado algún tratamiento de ortodoncia en el individuo. Las conclusiones a las que se llegaron fueron que las alteraciones en la colocación de los dientes tenían influencia en un peor control del equilibrio estático.

Asimismo, en el segundo estudio, además de valorar el tipo de oclusión dental, también se consideró la fatiga física y el control de la postura para establecer una posible relación entre todos los factores.

Finalmente, los estudios publicados en Motor Control y Neuroscience Letters ponen de manifiesto que si se corrige la mala alineación de las piezas dentales, el equilibrio mejora y que la oclusión dental influye más en el control de la postura en condiciones de fatiga que en estado de reposo.

Sigue los consejos de Clínica Dental Simón en Facebook.

Deja un comentario