Una enfermedad de lo más televisiva

Una-enfermedad-de-lo-más-televisiva.png

Quien más y quien menos, todos hemos presenciado un fenómeno de la ficción cargado de nostalgia ochentera. Hablamos, por supuesto, de Stranger things, una serie de Netflix que estrenó su tercera temporada hace poco. Además de darnos intriga, también ha dado visibilidad a un trastorno a través de uno de sus protagonistas. En Clínica DentalSimón te traemos un par de datos sobre una enfermedad de lo más televisiva

El encargado de llevar a cabo dicha labor de visibilidad ha sido Dustin Henderson, un carismático personaje que ha eclipsado por completo al grupo de niños más famoso de Hawkins con su desenfadada explicación de la displasia cleidocraneal, enfermedad que padece Gaten Matarazzo (actor que le da vida) en la realidad. 

¿Qué es? 

La displasia cleidocraneal es una enfermedad genética que afecta al desarrollo de los huesos y los dientes. Esta es la razón por la que el adolescente (ahora de 16 años) luce esa sonrisa que tanto ha cautivado al público, caracterizada por unos dientes apenas perceptibles. 

Como con toda enfermedad, existen varios niveles de gravedad. El propio Matarazzo dijo en una entrevista en la revista People que su caso es leve, pero que no le afecta tanto, aunque advirtió que puede ser una enfermedad difícil

¿Cuáles son los síntomas? 

La parte más delicada recae sobre los huesos de la clavícula y el cráneo. No se desarrollan completamente, lo que, en el primer caso, les pueden llevar a ser inexistentes y permitir a la persona hacer movimientos imposibles para alguien que no padezca esta enfermedad. En el segundo, puede obligar a la persona afectada a usar casco a la hora de realizar actividades determinadas. 

En cuanto a los dientes, los síntomas son más variados y numerosos, como la caída tardía de los dientes de leche y la aparición de los definitivos, formas inusuales de las piezas dentales, mala alineación entre las mismas y las encías y la aparición de dientes adicionales, a veces acompañados de quistes. 

¿Qué lo provoca? 

No te preocupes, no es una enfermedad contagiosa, sino genética y poco habitual. Se debe a una mutación del gen RUNX2 en el cromosoma 6, lo que significa que la mayoría hereda este trastorno de sus padres, aunque, en algunos casos, la enfermedad se desarrolla de forma espontánea. 

El diagnóstico se puede hacer tanto antes como después del parto. 

¿Se puede tratar? 

La displasia cleidocraneal puede tratarse, pero no curarse, es decir, los tratamientos están destinados a suavizar el problema. Sin embargo, siempre y cuando se sigan las pautas adecuadamente y las personas afectadas acudan regularmente al dentista, los pacientes pueden llevar una vida normal. 

Desde Clínica Dental Simón, te recomendamos realizar revisiones regulares si padeces este problema y, si no has visto aún esta serie, te animamos a darle una oportunidad, ya que, aunque esta displasia no sea muy conocida, se ha convertido en una enfermedad de lo más televisiva gracias a este prometedor actor. 

En Clínica Dental SimónDientes con historia 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


Copyright by Clínica Dental Simón 2016.