Tu boca: un gran termómetro para medir el estrés

Tu-boca-un-gran-termómetro-para-medir-el-estrés.jpg

Las dificultades respiratorias, los mareos, el temblor o la sequedad de boca son algunos de los síntomas más comunes de la ansiedad. No son los únicos y en este trastorno la salud dental también juega un papel fundamental para su diagnóstico. En Dental Simón te explicamos por qué es tu boca: un gran termómetro para medir el estrés.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte en su último informe de una realidad que afecta a uno de cada tres trabajadores. Las altas exigencias, las elevadas cargas de trabajo y los plazos reducidos son los principales responsables de esta patología.

Sus consecuencias

Los dientes y las encías son los más perjudicados en estados emocionales inestables. La probabilidad de sufrir una enfermedad periodontal aumenta en estas situaciones. “La ansiedad puede provocar inflamación y sangrado en las encías, una afección que puede derivar en el desarrollo de gingivitis”, explica la odontóloga María Moya.

Los trastornos gingivales tienen una relación directa con los problemas cardiovasculares. La formación de coágulos puede ocasionar un taponamiento arterial y derivar en un ataque cardíaco.

El bruxismo es otra de las consecuencias asociadas al estrés. Se trata de un gesto involuntario que se manifiesta en situaciones de tensión y que puede provocar desgaste dental. Las férulas es el tratamiento más indicado para acabar con el rechinamiento de los dientes.

“El estrés aumenta la acidez de la saliva atacando al esmalte de los dientes”, declara Moya. Circunstancia que favorece la aparición de caries. De hecho, es la segunda causa más común tras la acumulación de placa bacteriana.

Las aftas y los herpes labiales son las lesiones bucales más vinculadas a esta patología. Ambas tienen más probabilidades de aparecer en situaciones de ansiedad. Su origen se encuentra en un virus que habita en los nervios faciales.

Tu boca: un gran termómetro para medir el estrés. Ante cualquiera de estas consecuencias no dudes en acudir a tu consulta con los especialistas de Dental Simón.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


Copyright by Clínica Dental Simón 2016.